Este estudio permite detectar fugas productos en las soldaduras. Para ello, se utiliza una cámara hermética de aluminio con superficie de vidrio para observar la ubicación de la falla.